Más de un millón de casos de coronavirus en EEUU, mientras España y Francia relajan el confinamiento.

0
46

Estados Unidos superó este martes la barrera del millón de contagios confirmados del nuevo coronavirus, mientras varios países, incluyendo Francia y España, se preparan para reabrir comercios como un próximo paso para la salida progresiva del confinamiento impuesto por la pandemia.

El virus que tocó todos los rincones del planeta enfrenta a los países ante el doble reto de reactivar sus economías maltrechas y evitar una nueva ola de contagio.

Estados Unidos, donde se han perdido decenas de millones de empleos, registró el martes 2.207 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo aumento respecto al día anterior, según el recuento de la universidad Johns Hopkins.

El país suma así 58.351 muertes, más que los soldados estadounidenses fallecidos en dos décadas de guerra en Vietnam, por una crisis sanitaria que amenaza una eventual reelección del presidente Donald Trump

Pero en otros países los contagios se han reducido y sus gobiernos ensayan planes para recobrar paulatinamente la normalidad.

En España, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, anunció que se desmontará de forma gradual el rígido confinamiento que rige desde el 14 de marzo, en un proceso que finalizará a finales de junio.

«A finales de junio estaríamos como país en esta nueva normalidad, si la evolución de la epidemia está controlada en cada uno de los territorios», dijo Sánchez, quien detalló que la desescalada durará entre seis y ocho semanas en las que se irán flexibilizando las salidas de las personas, aperturas de comercios y hoteles y la realización de actividades de ocio.

En Francia, el primer ministro, Edouard Philippe, anunció este martes la reapertura a partir del 11 de mayo de todos los comercios, excepto los restaurantes y cafés, y el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público, en una flexibilización del confinamiento impuesto desde el 17 de marzo.

«Tendremos que vivir con el virus», dijo Philippe, quien precisó que seguirán cerrados hasta nuevo aviso los grandes museos, como el Louvre, cines, teatros y salas de concierto.

Tras registrar un esperanzador descenso de las víctimas diarias por la COVID-19, España y Francia, con 23.822 y 23.660 muertos respectivamente, son el tercer y cuarto país más golpeado del mundo por la pandemia, detrás de Estados Unidos e Italia.

Pero la nueva etapa de desconfinamiento es posible gracias a que ambos países, que llegaron a tener alrededor de un millar de muertes diarias, registran una caída en los fallecimientos: España 301 nuevos fallecimientos este martes, y Francia 367.

Desde que brotó en China en diciembre, el coronavirus ha matado a cerca de 215.000 personas en el mundo -85% de ellas en Europa y en Estados Unidos- y los contagios confirmados ascienden a 3.068.330, aunque el número real es sin duda muy superior, según un recuento de la AFP.

A diferencia de Italia, que mantendrá las escuelas cerradas hasta septiembre, Francia apostó por un regreso paulatino a las aulas a partir del 11 de mayo y abogó por la continuación del teletrabajo en los casos que sea posible

En Italia, que registra unos 27.000 muertos y donde las industrias estratégicas reanudaron el lunes tímidamente su actividad, el desconfinamiento se hará gradualmente a partir del 4 de mayo.

Reino Unido planea también relajar el confinamiento, impuesto el 23 de marzo y prolongado hasta el 7 de mayo. Rusia, por su parte, planea un levantamiento progresivo del confinamiento a partir del 12 de mayo, aunque el presidente Vladimir Putin juzgó este martes que su país aún no alcanzó el pico de la epidemia. «La situación sigue siendo difícil», reconoció.

Europa, con más de 128.000 muertes y 1.420.095 casos, es el continente más afectado. Pero Estados Unidos es el país con mayor número de muertos.

Mientras Georgia (sureste) y Texas relajan las restricciones con la apertura de restaurantes esta semana, en el estado de Nueva York, epicentro estadounidense de la epidemia, el confinamiento seguirá al menos hasta el 15 de mayo.

Mientras tanto, la guerra de acusaciones entre China y Estados Unidos por la pandemia no daba tregua. Pekín denunció el martes las «mentiras descaradas» de Washington después de que la víspera Trump dijera que podría exigir a China una compensación millonaria por los daños causados por esta crisis sanitaria.

The Washington Post aseguró que Trump recibió advertencias en enero y febrero de sus servicios de inteligencia sobre los peligros del nuevo coronavirus, pero no fue hasta el 13 de marzo que declaró la emergencia nacional, mientras la bolsa se desplomaba y los casos aumentaban en Nueva York.

En América Latina y el Caribe, el virus sigue su avance y suma 8.912 fallecidos y 178.627 contagiados. Y se espera que los casos sigan aumentando: la región está como «Europa hace seis semanas», advirtió este martes el subdirector de la Organización Panamericana de Salud (OPS), Jarbas Barbosa.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió que la pandemia traerá un incremento del hambre y la pobreza en los países de la región, y subrayó que la inseguridad alimentaria es aguda en Venezuela, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Haití.

 

En Brasil, que este martes superó el umbral de los 5.000 muertos entre 71.886 casos -el más golpeado de la región-, la distribución de alimentos y artículos de higiene en una favela del norte de Rio de Janeiro fue interrumpida por tiroteos.

En Bolivia, la presidenta interina, Jeanine Áñez, llamó a una jornada de «ayuno y oración» frente a la pandemia, que ha matado hasta ahora a 53 de sus compatriotas e infectado a más de mil.

En Panamá, el coronavirus se cobró el puesto del viceministro de la Presidencia, Juan Carlos Muñoz, quien debió renunciar tras la fallida compra de un centenar de respiradores por cerca de 5,2 millones de dólares. El caso está siendo investigado por la fiscalía por presunto peculado.

Asimismo, Perú abrió una investigación por presunta corrupción en la compra de elementos de protección para la policía, tres días después de la destitución del ministro del Interior y del comandante de la institución.

En el mundo del deporte, también afectado por la pandemia, el máximo responsable del Comité de organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Yoshiro Mori, anunció que la cita -actualmente postergada un año- se anulará si la pandemia del coronavirus no se controla

AFP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí